in

9 señales que indican que estas listo para estudiar en el extranjero

Soñar en otro lenguaje es una de ellas

Estudiar en el extranjero

9 señales que indican que ya estas preparado para estudiar en el extranjero

Estudiar en el extranjero es una parte esencial para aprender un nuevo idioma (correctamente), pero ¿cómo sabes que estás listo para saltar a un avión y comenzar una aventura que probablemente transformará tu vida por completo?

Para ayudarte a tomar esa decisión, hemos reunido un perfil de lo que hace que una persona esté lista para enfrentar la vida en el extranjero.

Ya estas listo para estudiar en el extranjero si…

#1 Estás obsesionado con los programas de televisión / música / películas de un país

Ver y escuchar programas y música en el idioma que estás estudiando (o que quieres estudiar) es una excelente manera de mejorar tu fluidez. Pero cuando se convierte en una obsesión, entonces es seguro asumir que necesitas empacar tus maletas y experimentar ese país con el que sueñas en persona.

#2 Eres adicto a aprender más

Ningún viaje en autobús, automóvil o tren está completo sin avanzar un nivel o dos en tu aplicación de aprendizaje de idiomas favorita o leer una o dos páginas de un libro en ese idioma. Estás en una misión para mejorar cada día y dedicar todo tu tiempo a perfeccionar tus habilidades y tu acento.

#3 Sueñas en otro lenguaje

Por lo general, este es un privilegio reservado para aquellos que hablan un idioma con fluidez, pero cuando estás tan preparado para estudiar en el extranjero, el idioma encuentra la manera de saltar a tus sueños.

#4 Estas molesto por solo hablar un idioma

Un hombre sabio dijo una vez que el límite del lenguaje de alguien es el límite de su mundo, y tu no podrías estar más de acuerdo. Ya has terminado con tu mundo en un solo idioma y los límites que impone en tu comunicación. Hay un mundo ahí fuera y quieres hablar con él.

#5 Sabes todo acerca de la comida de un país en particular

Pocas cosas te permiten sumergirte en una nueva cultura tanto como la comida. Tus papilas gustativas son ya bastante bilingües: has encontrado todos los restaurantes japoneses, pizzerías italianas o restaurantes de hamburguesas estadounidenses a menos de 100 millas. Y cuando el personal conoce su pedido, es hora de experimentar el trato real.

#6 Ser curioso y de mente abierta es tu configuración por defecto

Estás fascinado por el mundo, intrigado por otras culturas y lleno de preguntas sobre vistas, sonidos y sabores de todo el mundo. Perderse en una nueva ciudad suena emocionante y no puedes esperar a estar en una ciudad donde nadie te conoce. Estás listo para explorar todos los rincones del mundo, y aprender un idioma es el primer paso para convertirte en un trotamundos extraordinario.

#7 Ya sabes que excursiones y actividades hacer

Google es tu mejor amigo: has descubierto los mapas del metro, los recorridos por la ciudad y los mejores ángulos para tomarte una selfie frente a los monumentos famosos. Básicamente, tienes un itinerario para la primera semana en el destino de tus sueños y es el momento de hacer un buen uso de esa investigación.

#8 Todos conocen tus planes de estudiar en el extranjero

Estás tan entusiasmado con tu plan que lo compartes con el mundo. El conductor del autobús, el cartero, tu tía abuela y todo el Internet. No hay nada de malo en eso: compartir es preocuparse, después de todo.

#9 Quieres experimentar la vida en otro país

Las clases de idiomas, aplicaciones, películas, podcasts y aventuras culinarias son interesantes y divertidas. Pero sabes que la inmersión es donde está la forma más rápida de aprender un idioma y ser fluido, es vivirlo 24/7 practicando con los lugareños. Preocuparse por hacer el mayor progreso en el menor tiempo posible solo demuestra cuán maduro y preparado estás.

 

¿Te ha sido de utilidad este post?
[Votos: 4 Promedio: 4]

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

SAT

¡Examen SAT! ¿Qué es?

Cómo se hace un curriculum

Cómo se hace un curriculum educativo